Saltar al contenido

Bull Terrier

bull terrier inglés

Una raza resistente y poderosa, el bull terrier también es amable, cariñoso y juguetón con los miembros de la familia, sin embargo, cuando se originó se utilizó para la pelea de perros y más tarde para la vigilancia y el pastoreo.

La forma distintiva de la cabeza de huevo y un cuerpo robusto del Bull Terrier hace de esta raza una de las más reconocidas en el mundo. Es juguetón y entretenido, esta raza es una de las favoritas de las familias.

Origen del Bull Terrier

El Bull Terrier tuvo origen en Inglaterro en el siglo XIX, cuando el “hostigamiento de toros” se había convertido en un deporte muy popular. Pero los amantes de ese deporte deseaban a un perro que tuviera un ataque aún más feroz que los que ya tenia. Por lo tanto, el Bull Terrier nace del cruce de la raza Bulldog con los Old English Terriers y los Spanish Pointers (perro de punta español), y el perro resultante fue el Bull Terrier que conocemos hoy.

¡James Hinks, un traficante de perros inglés es el hombre detrás de esta adorable raza! Él crió al “White Cavalier”, el nombre por el cual los Bull Terriers eran conocidos en ese momento, y rápidamente los convirtió en mascotas de moda para los nobles. Pero, más tarde, cuando se cruzaron con Staffordshires atigrados, también las variaciones de color de Bull Terriers cobraron vida y prominencia.

¡Poco después, también se desarrollaron los Bull Terrier mini o miniatura! Aunque se los conoce como dos razas separadas, existen comentarios sobre si deben conocerse como dos razas separadas o una misma raza, pero de varios tamaños. En cuanto al carácter son mas amables que sus antepasados, pero son los mismos perros enérgicos, atrevidos, robustos, fuertes y alegres.

Características físicas del Bull Terrier

Los Bull Terriers pertenece al grupo Terrier, un grupo compuesto por perros enérgicos y de varios tamaños: desde perros toy hasta perros pequeños, medianos y grandes. Los perros del grupo Terrier suelen ser intolerantes con otros animales, incluidos otros perros.

bull terrier características

  • El Bull Terrier es una raza fuerte, rechoncha y musculosa cuyo cuerpo es un poco más largo que alto.
  • Tiene un promedio de vida de 10 a 14 años.
  • Con patas delanteras moderadamente largas y patas traseras que se caracterizan por muslos fuertes y musculosos, los pies redondos, compactos y felinos pueden parecer un poco fuera de lugar en un animal tan fornido y musculoso. Sin embargo, estos pies y piernas llevan al Bull Terrier con un paso ágil y poderoso.
  • La raza tiene una cabeza que se asemeja mucho a una pelota de fútbol americano, tiene una cabeza larga y fuerte con un hocico profundo y una frente plana que va de oreja a oreja.
  • El Bull Terrier tiene orejas pequeñas y delgadas que están muy juntas en la parte superior de la cabeza y esta raza es la única con ojos triangulares reconocidos por AKC. Son hundidos, pequeños y oscuros y le dan a uno una expresión inteligente.
  • La nariz generalmente negra tiene las fosas nasales bien desarrolladas y los dientes se juntan en forma de tijera o mordida a nivel. El cuello se estrecha desde la cabeza hasta los hombros y es largo y fuerte.
  • La cola es corta y generalmente lo lleva en posición horizontal, gruesa en la base y se estrecha en la punta. El pelaje es corto, plano y brillante, pero es grueso al tacto y viene en blanco y colores.
  • Su peso varia entre 22 a 27 Kg. y una altura que varia de 53 a 56 centímetros.

Temperamento y Carácter del Bull Terrier

Los Bull Terriers solían ser muy feroces  y agresivos en el pasado, ya que peleaban entre sí, pero hoy en día tienen un temperamento más suave. ¡A pesar de su ferocidad, estos perros no se crían para ser perros guardianes! Son grandes defensores en cuanto a su manada, pero no tan territoriales. Muy valientes, divertidos, activos y un poco graciosos, sin embargo, son perros leales, apegados y obedientes a un líder firme, afectuoso y constante.

Si tienes niños pequeños en tu casa, primero debes educarlos y enseñarles a tus hijos a como actuar con los perros, ya que los Bull Terriers son robustos por naturaleza y pueden empujarlos o herirlos de alguna manera, ¡sin malas intenciones!

El Bull Terrier macho puede que no se lleve bien con otros perros machos. También se sabe que no se llevan bien con los no caninos, como: gatos, conejos, hámsteres y conejillos de Indias que puedes tener en tu casa como mascotas.

A estos perros les irá bien en apartamentos si reciben suficiente ejercicio regular. Sin embargo, también serán bastante activos en el interior, por lo tanto,  es recomendable tener una casa con un pequeño patio para que su entorno sea un poco mas agradable.

Niños y otras mascotas

Se sabe que los Bull Terrier ingleses tienen afinidad con los niños pequeños, pero gracias a su naturaleza juguetona y bulliciosa, cualquier interacción entre un perro y los niños siempre debe estar bien supervisada para asegurarse de que nadie se emocione demasiado.

Los Bull Terriers machos tienden a ser un poco más agresivos con otros perros, por lo que es tan importante para ellos estar bien socializados desde una edad temprana, lo que debería implicar introducirlos a tantas situaciones nuevas, personas y perros.

Cuidados del Bull Terrier

cuidados del bull terrier

El Bull Terrier no requiere mucho cuidado, simplemente cepíllalo una o dos veces a la semana para quitar el pelo suelto y solo bañarlo cuando realmente lo necesite. Mantenga sus oídos limpios y sus uñas recortadas.

Darle un masaje cuando juegas con él ayudará a reducir el desprendimiento de su pelo y mantendrá un pelaje brillante. Su pelaje no es hipoalergénico, por lo que estos pequeños pasos ayudarán a reducir los problemas de desprendimiento.

Su veterinario profesional le debe limpiar y revisar los dientes para que le proporcione orientación sobre cómo limpiarle los dientes en casa. Le encanta jugar y es muy activo ya que a veces persigue cualquier cosa que se mueva. Hablando en serio, realmente necesita ejercitarse a diario y esto se puede hacer dentro o fuera del hogar. A él le encanta pasear.

El bull terrier es un tipo de perro de interior, no solo por su pelaje, sino porque no le va bien cuando se separa de su familia humana. Necesitará de su atención y afecto y no le gusta que lo dejen solo. Él puede vivir en cualquier casa o departamento de cualquier tamaño.

Es importante socializar a los cachorros a temprana edad para que no desarrollen tendencias dominantes. Al Bull Terrier le gusta la carne tanto como a cualquier otro mamífero, pero le va mejor cuando su régimen alimenticio está equilibrado, ya sea con un alimento comercial o comida casera y fresca.

Cuidados para un cachorro Bull Terrier

Los cachorros de Bull terrier inglés son adorables. Sin embargo, cualquier persona que comparte un hogar con un cachorro sabe que es esencial establecer las reglas básicas desde el primer momento y más especialmente con las razas que se convierten en perros maduros, fuertes y poderosos.

El sueño es muy importante para todos los cachorros porque necesitan dormir mucho para que crezcan y se desarrollen correctamente. Un cachorro puede dormir hasta 21 horas al día, por lo que es esencial que tenga un rincón tranquilo cuando quieran dormir. Sin embargo, el lugar no debería estar demasiado apartado, porque un cachorro necesita saber que hay alguien cerca. Si hay niños en la casa, se les debe enseñar a no molestar a un cachorro cuando están durmiendo o cuando están comiendo.

Salud del Bull Terrier

El Bull Terrier es propenso a problemas de salud como complicaciones cardíacas, alergias y comportamiento compulsivo, y condiciones más graves como insuficiencia renal y sordera. Para identificar algunos de estos problemas, un veterinario puede realizar pruebas de proteína en el corazón, la tiroides, la audición y en la orina.

¡Los Bull Terriers blancos son más propensos a la sordera que los Bull Terriers de color! ¡Alrededor del 20% de los Bull Terriers blancos corren el riesgo de nacer sordos!

Enfermedades más comunes del Bull Terrier

enfermedades del bull terrier

  • Nefritis hereditaria
    Es el resultado de riñones pequeños y poco desarrollados o un mal funcionamiento de los filtros que causa altos niveles de proteína en la orina. Por lo general, es letal y el Bull Terrier puede morir antes de alcanzar la edad de 3 años, aunque algunos han sobrevivido a la enfermedad hasta los 6 u 8 años, hasta que se produce la insuficiencia renal. Es preferible realizar pruebas de proteína de orina / creatinina anualmente desde que el perro tiene 18 meses de edad.
  • Sordera
    Es común en los Bull Terrier blancos, ya sea en uno o ambos oídos. Mientras que los Bull Terrier de color generalmente pueden ser sordos en un oído. ¡Esa es la razón por la cual todos los cachorros de Bull Terrier deberían someterse a exámenes de detección de sordera para asegurarse de que su audición sea buena!
  • Enfermedad del corazón
    Las enfermedades del corazón se detectan por la presencia de un soplo cardíaco (ruido). Dependiendo de la gravedad del problema, algunos pueden sobrevivir, algunos pueden seguir viviendo de manera justa con él, mientras que algunos pueden desarrollar insuficiencia cardíaca.
  • Problemas de la piel
    Pueden ser erupciones, irritaciones y llagas. Por lo general, los Bull Terrier blancos tienen más de estos problemas debido a que tienen una piel más sensible en comparación con los Bull Terrier de color. Los problemas también pueden implicar la presencia de alergias, que pueden ser de muchas sustancias, para lo cual se necesitan pruebas de alergia adecuadas.

Ejercicios para un Bull Terrier

Los Bull Terrier ingleses son activos y enérgicos y, como tales, deben recibir la cantidad adecuada de ejercicio físico y estimulación mental para que sean realmente felices y completos. Se les debe sacar a caminar por lo menos dos veces al día por un tiempo de 2 horas. Un paseo más corto en la mañana estaría bien, pero un paseo mucho más largo e interesante seria por la tarde para estos perros.

Dicho esto, a los cachorros Bull Terrier no se les debe dar demasiado ejercicio porque sus articulaciones y huesos aún están creciendo y la presión excesiva sobre ellos podría causarle al perro algunos problemas más adelante en sus vidas. No se les debe permitir saltar de los muebles ni se les debe permitir subir y bajar escaleras porque esto ejerce demasiada presión sobre sus articulaciones y miembros que aún crecen.

¿Como entrenar a tu Bull Terrier?

alimentación del bull terrier

Los Bull Terriers reflejan una actitud mandona, aunque están muy interesados en complacer a los dueños y recibir recompensas por su buen comportamiento. Por lo tanto, acercarse a las sesiones de entrenamiento con su Bull Terrier requiere que pueda mantener una actitud de líder. Desde temprana edad, su Bull Terrier comprenderá la posición que tiene y actuará en consecuencia.

Están dispuestos a participar en cualquier actividad por lo tanto, comience desde una edad temprana y establezca reglas y límites para no tener ningún problema más adelante cuando el perro crezca y entre en la edad adulta.
¡Es una gran idea socializarlos y familiarizarlos con otros animales y otros humanos para que no se vuelvan demasiado defensivos y se vuelvan inmanejables más adelante!

¿Cómo alimentar a su Bull Terrier?

La cantidad diaria recomendada de alimento para su Bull Terrier adulto varía de 1 5/8 a 4 ¼ tazas de comida seca de alta calidad, que además debe dividirse en dos comidas diarias.
¡Las comidas de tu perro se deben dar a intervalos regulares ya que a los perros les encanta la rutina!

¡Es bueno agregar frutas y verduras crudas a su dieta, de vez en cuando! Sin embargo, debe consultar a su veterinario con respecto a este tema, con el fin de comprender las frutas y verduras específicas que pueden incluirse en la dieta de su perro.

Aparte de eso, tenga cuidado y evite la sobrealimentación a cualquier costo. ¡Puede influir en los problemas de salud de su perro si no tiene cuidado! ¡No deje la comida en su tazón todo el tiempo!

Su Bull Terrier crece rápidamente durante los primeros cuatro a siete meses, debe tener cuidado con la alimentación y el ejercicio, ya que son muy vulnerables al desarrollo de trastornos óseos. Durante estos meses específicos, equilibrar la ingesta de proteínas y grasas es una gran idea para evitar un crecimiento muy rápido que puede resultar perjudicial para ellos.